viernes, 29 de junio de 2012

Ensayo de la Sociedad


¿Tu voto cuenta?

La televisión muestra día a día en el último mes una ardua contienda de “convencimiento” sobre cuatro personas que dicen ser merecedores de gobernar mi país desde una silla que deja mucho dinero de por medio y en juego ¿Tú se los confiarías?

La situación de mi país no mejora, al contrario, con la aparición de estos cuatro personajes, mi país ha tomado un estado de ansiedad que en vez de agarrarse por comer mucho se vuelve revolucionaria y escandalosa. ¿Es bueno esto?

Los noticieros y periódicos reflejan ese día a día de la actualidad de mi país, que si entre tanta campaña siguen apareciendo muertos en fosas en tal’ lado o que si se armó tal’ balacera en cierto lugar ¿Mejorara esto?

De verdad que vemos y nos repiten cual sería la situación del país si hacemos esto, o que si decimos o hacemos lo otro, la gente de verdad ya está harta de todo este movimiento de “lo mismo” lo digo así pues el país en vez de mejorar con el tiempo se ha mostrada cada vez mas como uno de los países más inseguros.

En primera estancia esas “seudo-personas” que se dicen llamar narcos. Ese es el mal principal. Ese cáncer que parece incurable; debe de haber un presidente honesto que desenmascare desde donde viene toda esa protección y en verdad tomar una represión contra estas “personas” que han quitado la seguridad del norte de mi país. No se puede vivir así, ver videos de balaceras y decapitados que en verdad ¡Harta! No es la mejor opción dejarlos aquí. Deben salir de mi país. No se les puede permitir una muerte más por obtener un poder que se lo ganan con miedo y no con respeto. Su papel dentro de México no es tolerable, así que si estos cuatro pretenden tomar la silla, la prioridad es desmantelar toda esta organización en el país; desde nuestra contribución que refiere a denunciar donde sepamos que estos grupos delictivos se alojan o los hemos visto operando. No dejemos que “estos” tomen el control de nuestras vidas.

Hay un dato curioso entre todo esto, eso pasa en el norte, en el centro, los asaltos, secuestros y “ajustes de cuentas” crecen, la zona centro también se ha vuelto conflictiva ¿Les parece justo permanecer indiferentes a esto? Claro que no, mucho menos ver que los precios de la gasolina, el gas, mucho más la luz, suban excesivamente y nadie parezca pararlos, entonces con la llegada de estos cuatro personajes y en particular del candidato del PRI, quien se le ocurrió visitar a jóvenes de instituciones universitarias, se llevo el susto de su vida. ¿Fue justo lo que le hicieron? He oído que si; lo que yo sé es que los jóvenes que ahora forman uno de los grupos más activos en contemplar un cambio en México: “Yo Soy 132” tienen todo el derecho a manifestarse con la bandera de democratizar los medios. Bien hecho muchachos, en eso tienen razón, cuantas veces nos encontramos con la información falseada o cortada por parte de las dos grandes televisoras del país: Televisa y TV Azteca. Siendo la primera la que tiene una cierta afición por Enrique Peña Nieto a que ocupe la silla presidencial.
Este movimiento se me hace justo con ese estandarte de hacer un país más transparente con su información, pero de ahí que favorezcan un partido político y me refiero a los rumores que se dice que son simpatizantes del PRD no me va.
Se es autónomo como se dicen o reciben dinero y financiamientos de grupos o personas que ya están en un puesto gubernamental.

También algo pasa con los “amigos” del PRI. Por ahí me entere de un robo al IFE de boletas electorales, que mas que noticia me parece que todo está tomando un curso raro; gente partidaria del PRI ofrece tarjetas con dinero y objetos con tal de su voto seguro para el partido a las afueras del metro y lugares concurridos; están invadiendo el espacio público. Amenazan por Internet (Redes Sociales), teléfono y correo electrónico a quienes atentan con comentarios o publicaciones Anti-PRI; módulos de la FEPADE en todos lados, de que me sirven sí creo que hasta el IFE está vendido y lo digo con valor y lo sostendré: el país está vendido, manipulado y tasajeado por cierto grupo o grupos que se creen dueños de mi nación. Caballeros, me presento: Jorge Bretón, simpatizante de Yo Soy 132, y no quiero un México mas que se duerme en la esperanza de no creer en todas esas promesas de que todo va a cambiar, si eso no va a suceder, lo haremos nosotros, tomaremos primero espacios de libertad –Universidades- caminaremos sin miedo por la calle, porque soy ciudadano de esta gran nación; me sentiré como en casa porque ningún extraño vendrá a quitarme la billetera, y después de que todo marche bien, creeré en los medios de comunicación, óptimos y capaces de informarme que Mi país está listo para recibir visitas extranjeras y presumirles que logramos una democratización de los medios y una paz en cada rincón de México.

Si esto tiene que ocurrir no dejemos que en estas próximas elecciones nos duerman como niño con biberón. Tomen una manera diferente de votar; por ahí me llego una información de que el IFE dará unos lápices para poder marcar tu voto, yo opino llevar una crayola en pequeño, para evitar que descubran que la llevas, esconder mínimo tres pedazos de la misma en diferentes lugares de tu ropa, al alcance de tu mano.
El país necesita un cambio, y no te pido que votes por algún partido en particular, sólo te pido no anular tu voto, tu decidirás al final, pero lo que si no te pido es que quieras regresar a un gobierno de alguien que ya estuvo y que son los mismos que están detrás de toda la campaña del PRI, ahora le apuestan a él, pero no dejaremos regresar a esas “personitas” al poder.
Algo pasa en el país y eso está por verse, no pretendo cambiar tu manera de pensar, quiero que veas lo que en verdad te rodea y así entender lo que estas por realizar este 1 de julio.



“En los jóvenes está no "un futuro" para México, sino "todo el futuro" de esta nación. "Este es un país donde 50 por ciento de la población tiene 30 años o menos, que no corresponde al sistema político, ni al económico y lo van a cambiar, de manera pacífica, progresiva y para bien”.

Carlos Fuentes.

jueves, 7 de junio de 2012

Poesía para Surrealistas (Segunda Entrega)


Conjugar tu verbo favorito.

Miento, mientes, miente, mienten, con los pies meciéndose enredados en lo alto del banco, dormidos o entumecidos por la embriaguez de su encanto loco posesivo; indiscretos acomode lugar, divertidos en plena luz del sol, con sexo disfrazado en su mano. Coloca la pierna como incitando al demonio que hace que la sangre hierva.
La piel se haza, se calcina, el verano es próximo y ellos locos, dormidos y entumecidos, besan como quien se pervierte en el intento.

Mientes, cuando llaman a la puerta y finges ser el verbo que mata la pasión,
Te trasmutas en una niña malcriada quien espera ser castigada.

Miento si te digo que te odio, porque mi piel se encarna en la tuya soñando en las maravillas de tu espalda, baja, y baja mi mano hasta rozar tus piernas, tu entre pierna en un giro brusco. Busco tu sexo desesperado para colocar mi semilla; miento, si, cuando te digo que no pienso en ese minuto.

Ahora te veo enredada en el piso con el llanto y el sudor que el placer dan a la piel, llamando a ciegas el coloquial grito de deseo mientras rasgas su espalda y en la mía, me dejo seco, para callar, matando pretextos, ecos, murmullos tuyos, tus gritos en mi cama. No consigo consuelo. Me rio, lloro, me fumo con la herida, envuelvo tu recuerdo y lo sumerjo en mi vaso, lo quemo con el cigarro, intento odiarte.
Me mintió.

Miente al sonreír voraz comiendo la alegría de quien le pretende a olvidar su nombre, adoro sus caderas cerca de mi cuerpo al embriagarme con esa misma sonrisa, seduce, me miente, me mienten, se burlan con esa misma sonrisa; la quiero mía en mi sexo, en mi cama, en mi sillón, en el sofá cerca de la ventana donde la luna a mirado nuestros cuerpos carentes.

La quiero ahora, allá, en este lado, mintiendo, comiendo mi piel a mordidas serias, con la desesperación que regala el amante encarnado, y dibuja una mueca torcida de lividez soñadora por el cuerpo excitado del compañero amante; así la quiero, tenaz y altiva, deseosa de mi, mintiendo de nuevo en otra ocasión; miente como ayer, me toma en el sofá, mentira en sus labios, me escupió en mi orgullo, Se dejó de mi, olvido y en mi piel sus rastros viven, ese es el problema.

Miento, porque la niego a cada rastro que deja en aquel y este lugar que me embriago.
Con ella o sin ella el momento y la luna siguen como tren cerca de la estación; me tomaría todo el vino; viajaría a México y me perdería en la noche soñadora evitando a toda costa el descontento de mi corazón. Hoy quiero evitar sus ojos, esa llama de pasión calcinadora.
Hoy sé que por los dos mintió.

Confesión de un amante una noche en un bar de París.





UNA Y MIL VECES
A Francis Picabia


Y mientras los once signos descansan
Tomo parte en el amor que es un mecanismo de cobre y de plata en los setos
Soy uno de los más delicados engranajes del amor terrestre
Y el amor terrestre oculta los otros amores
A la manera de los signos que ocultan mi espíritu
Una cuchillada perdida silba al oído del paseante
Deshago el cielo como un lecho maravilloso
Pende mi brazo del cielo con un rosario de estrellas
Que día a día desciende


André Bretón

lunes, 4 de junio de 2012

Poesía para Surrealistas (Primera Entrega)


PRIMERO LA VIDA 
A Philippe Soupault

Primero la vida a esos prismas sin espesor así los colores sean más puros Primero a esta hora siempre gris a esos terribles automóviles de frías llamas A estas piedras reblandecidas Primero este corazón trabado A esta ciénaga de murmullos Y a este blanco tejido cantando a la vez en el aire y en la tierra A esta bendición nupcial que une mi frente a la de la vanidad total Primero la vida

André Bretón.


Un momento para mi vida sin ti.

Yo soy todo lo que quieras, al acabar el amanecer me iré,
yo seré todo lo que ellos ven, al tener un roce de tus labios,
yo sé lo mucho que ha de costar poder pegar un ojo,
de morir desde las entrañas hasta que se pudran mis dientes.

Moriré un rato más para sonreírle a tu recuerdo,
Sofocarme con ecos de tu vida a mi lado y así volver a ser.
Soy ese y aquel, el que tomaste entre tus labios,
Ese que vivió en un momento de tu aroma al rozar tu piel,
Aquel sabor de tu aliento que se impregno con premura.

Volver al amanecer arrastrando el deseo que siempre me invadió,
Por ti sé lo mucho que es vivir y lo tan frágil que es acabar con
Una piedra por encima de la cabeza, una bala, una flecha; manzanas
Con dulce comer por todo un día para no extrañar tu recuerdo.

Sentado en el alba esperando esa esencia que siempre
Vi en tus ojos.
Qué locura me envuelve entre tantas ganas de querer
Morir contigo.
Sentado en el alba esperando tú llegada con todo y tú aroma
Por la mañana,
Delicia de placer entre mis manos al tenerte en cuerpo
Y alma a mí ser.

Soy ese, el que vive y ríe por dejar de sentir tus manos
En su pecho, llora desconsolado en su habitación y tirando
El derroche de su mano, el tesoro de tu aroma en cada despedida.
Vive para no volver a creer más que en ti.



 Jorge Bretón

Mirando tu retrato tras su caída del buro.

lunes, 19 de marzo de 2012

Creer.

Tenemos suficiente vida, pero pocos minutos. Me lo dije y repetí en varias ocasiones hasta que se me quedó grabado en mi trayecto rumbo a casa. Se preguntaran el motivo de este nuevo escrito. Es simple; la falta de sentido que tenemos para interpretar las cosas que nos rodean. Ya sé que hablamos de Dios, el Destino, que así es la vida ¿Pero en realidad creemos en cada uno de estas situaciones? 

Comenzare con lo que yo creo. El Destino, este inverosímil fragmento del universo que hace que las cosas sucedan ¿Y qué es esto? Un montón de ideas, donde se cree que todo ya está dicho, no tiene vuelta de hoja y es irreversible; no cabe la probabilidad del “si hubiera” y sólo ocurre cuando en ocasiones parece causalidad, como digo, cuando todo suele ser como suerte. Eso es el Destino. 
¿Cómo vivirlo? ¿Sobrellevarlo y no perder la cabeza? No lo sé; creo que nadie lo sabe; mi escrito es una opinión.

Vivir, crecer y subsistir, son tres cosas diferentes, no se aprende sin antes entender, y no se llora sin antes haber sufrido o conmovido por algo; así es Dios, el alma caritativa que viene a revolucionar la ideología de todo el sentido de la vida. El mundo y todos sus acontecimientos ocurren por él, porque él sabe, él tiene la razón, él sólo él sabe el porqué. 
A mi pensar es un miedo humilde para apaciguar al revolucionario. 

Leía sobre la época de la Ilustración y donde se pensaba que la razón era el único medio para conseguir la verdad, el progreso, la naturaleza y la libertad. Se creía en la realidad de las cosas y no en una fuerza divina. Todo tiene y debe tener una explicación. Cabe mencionar que en esta existencia del “Dios” se revoca por completo al Destino, pues las cosas no se manejan con libre albedrio. 

Es así como entra la vida. El ser, la existencia de todos nosotros. Porque los filósofos preguntan el por qué de nuestra existencia. “Somos una gota de vida en todo el universo” dirían los científicos. 
El ser un elemento vivo en todo el universo hace de nuestra existencia todo un proceso maravilloso de posibilidades; por eso no pasemos nuestra vida lamentándonos esto y el otro, vive, sueña, déjate llevar por el simple hecho de sentir tu vida. 

Sé que suena fácil, palabras son palabras, pero es divertido dejar que la vida, el Destino, Dios, lo que sea que rija tu vida te invada y entiendas que vinimos a vivir, no a sufrir.

viernes, 13 de enero de 2012

Aun pienso en ti.

La mañana era fría con un poco de penumbra; entre las sombras que danzaban a la entrada de la gran fábrica, no podía distinguir entre lo bueno y lo malo que me traería el trabajo hoy. 
 Repensando cosas, este año no me había portado del todo bien, pero quién era yo para juzgarme, quizás siendo mi mismo verdugo terminare conmigo mismo en toda ocasión para interpretarme como el hombre más justo, generoso, respetuoso y perfecto, y bien sabia que ella no pensaba eso de mi, tenía la poca fortuna de no haber hecho de un buen sentimiento un bonito recuerdo. Lo sabía, por eso no me había portado bien este año, no era la persona coherente con la que había trabajado este tiempo, tanto para que al final del año dejara una marca muy especial, una muy singular que había de tener que vivir con ella siempre. Sentía mi boca seca, los labios partidos; no era yo el chico del cual me había jartado en días. Hace meses viví en general con una ilusión como todo muchacho, plagado de expectativas, de llenar un hueco impreso de sueños que en diversidad propia diría que es el mejor motivo para continuar. Yo y mis tontas ideas del “no pasa nada”; había pasado y mucho. 


Mientras seguía caminando a la fábrica recordé sus ojos; esa mirada que con intento de ser lo que no éramos, se convierte en una niebla espesa de sentimientos que no podíamos disipar. Me invitaba a la imaginación. Con gusto al olor cuando tu mirada se cruza con una de sus palabras. Cuando juegan al contacto de labios, es más que un placer carnal y se vuelve un medio de comunicación. Y así de la nada, entre esas sombras en la penumbra venias con esa mirada perdida, llenabas un pequeño espacio de luz porque entre tanta fatalidad sólo te veía a ti. No dijiste nada cuando cruzaste a mi lado. No podía creer que después de tanto recuerdo, de tantas ganas de algún día toparnos a solas era ahora tan vacio y seco. Como dos desconocidos perdidos en un largo vuelo. Tú no eras tú; conservabas tu apariencia física, pero tu esencia no era ya la misma. No sabía qué tipo de persona estaba cruzando a mi lado. Aunque era el mismo aroma, esa figura de tu cara, tus pasos. Ella era, y yo, perdido por un recuerdo que sabía que dentro de poco, sería una mancha borrosa en un sueño de otoño, tu serias yo, y en ese yo, no sé qué pasaría conmigo, porque me faltas tú, no podre repetir nunca más tu nombre, y mientras nos alejamos espalda a espalda me digo: porque tenía que encontrarte esta mañana, cuando el año está por terminar.


(Micro cuento)

Ultimo Libro que Lei

Ultimo Libro que Lei
Inferno // Dan Brown

Los que gustan de seguir la Bretonimia