viernes, 24 de octubre de 2008

Ensayo del Amor.

De lo Sentimental a lo Físico y Estético

Si hace tiempo me hubieran preguntado, qué me gustaba de una mujer, seguramente hubiera dicho que tal vez su cara o su buena apariencia; sin embargo en estos momentos, donde la gente y los esteriotipos cambian, suelen ser ciertas combinaciones entre lo que se dice o se expresa de una mujer… y no sencillamente lo que opinemos los hombres de ellas, si no lo que para esta sociedad, significa el amor. ¡Pero alto! Para que exista el amor, uno debe encarar una respuesta con ella o un aproximamiento al que yo denomino vista, esa palabra la entiendo como cita, ya que no puede existir el amor si no conoces o percibes al objeto, persona o cosa, es por eso que yo digo que el amor, tiene tanto una base Física, Estética y Sentimental.

Aunque sin mas preámbulo, comenzare lo que para mi es este proceso y algo que debo compartir. En el caso del amor; dándole el significado que ustedes tengan, suele ser el sentimiento mas maravilloso es sus vidas y en la de la sociedad, ¿Cierto?... bueno en ese caso, el amor existe para diferentes cosas, como quien se enamora de su ropa favorita, quien ama el sofá esquinado de su casa, quien adora el aire de la mañana, o quien le gusta tronar las bolitas de los empaques de las cosas nuevas; ese es un sentimiento de amor y cariño, y porque lo es Físico, satisface una necesidad de tranquilidad o de esperanza en nuestro interior, como lo quieran ver.

Por eso cada vez que una persona se enamora de un objeto, siempre termina siendo una especie de obsesión, y no sólo se da en objetos, hay gente tan posesiva y perversa que se siente atada a otras personas como lo es el amor falso, lo denomino así ya que tiende este a dañar a la otra persona en sus sentimientos, y es que estas personas que dicen estar enamoradas de la otra, lo hacen porque contraen una atracción Estética así ellos y que funciona como un imán, suele ser tan normal entre los jóvenes que pareciera una conducta corriente que toda la gente se enamorara de la gente guapa… ¿Y dónde quedan los sentimientos?.

En este caso los sentimientos es el motivo de mi ensayo, porque a pesar de generación tras generación, se ha mantenido un poco el balance entre gente que prefiere una persona con personalidad, porte y que sea guapo o bella, porque les atrae… y hay quien todavía prefiere los sentimientos de las demás personas, se fijan aun en su forma de ser, en como son; se toman la molestia de conocerlos y hasta deciden si es la persona correcta antes de enamorarse, pero sin alguna explicación científica, la sociedad sigue pensando que lo Físico y lo Estético, será siempre la base predominante en las personas; bueno, en el caso del amor, pues seguirá rondando como el malestar o la duda ante quien enamorarse, ¿Un guapo o bella… o quizás una persona que es preciosa por dentro?.

martes, 14 de octubre de 2008

La Carta

19 de octubre

Querido padre…espero y te mantengas bien apreciado padre, al igual que mi madre.
He estado aquí esperando que me mandes el dinero que me prometiste, aquí el trabajo es duro, pero un día podría ir a visitarles cuando las clases secén.
En Paris han ocurrido muchos asesinatos; apenas ayer, uno cuyo destino fue morir a consecuencia de robar a un panadero, porque ya que este sacó una escopeta y le tiró al pobre hombre, dejándolo muerto en plena calle tan estrecha…

El padre detuvo la lectura, y es que la madre, con mirada imponente y carácter demasiado incesante, interrumpió a su esposo al entrar por la puerta del despacho.
-¿Qué pasa mujer? Ha llegado una carta. –Dijo el hombre muy contento por el escrito mas de su hijo, ya tenia dos meses por Paris y ni siquiera una foto de él por haya.
-¿De nuestro hijo? –Se extrañó la mujer al oír eso de la boca de su esposo.
-Te la leeré mujer. –Concluyó el hombre y comenzó a leer de nuevo la carta, esta vez terminando por completo la lectura.

Al terminar, la mujer derramaba unas lagrimas, estaba ya sentada sobre el sofá preferido de su esposo y él se encontraba de pie con la carta sobre las manos.
Cuando este observó a su esposa llorar, y él con cara radiante de alegría, preguntó:
-¿Qué tienes mujer? ¿No te alegra la carta de nuestro hijo? ¿Es acaso eso lo que te hace llorar? –La mujer con el llanto que no podía contener, sacó de su babero de cocina un sobre, de la oficina postal del pueblo, y se la dio a su esposo.
Este la tomó y no tardó en abrirla; porque su esposa ya la había leído antes de dársela.
Esa carta; ¡esa maldita carta para el padre de aquel muchacho! Que se había ido con ilusiones a Paris para estudiar, tratar de salir adelante, de ser alguien mas en su familia que era altamente reconocida, y progresar.

Para el hombre, la carta que recibió de manos de su mujer, que sostuvo por un minuto y después la dejó caer al suelo, le hizo ver y darse cuenta que la carta anterior que había leído a su esposa de su hijo amado, había llegado demasiado tarde.

La carta que traía su esposa: traía la trágica noticia de que su hijo, ¡su único hijo!, había muerto en un asesinato.




Jorge Breton

Ultimo Libro que Lei

Ultimo Libro que Lei
Inferno // Dan Brown

Los que gustan de seguir la Bretonimia